La Pirámide Sánchez-Casal®, el camino al éxito

landing jaume pla

Academia Sánchez-Casal, información extraída del documento «ASC Pyramid»®

En la Academia Sánchez-Casal sabemos de la importancia del desarrollo de los jugadores de larga estancia. Por eso creamos el Plan de desarrollo del jugador resumido en la Pirámide Sánchez-Casal®, que muestra a los jugadores el camino hasta lograr el éxito en el mundo profesional del tenis.

Cada etapa en la Pirámide pone en relación la edad cronológica del jugador de forma orientativa con los aspectos que debe tener consolidados en cada etapa y los objetivos que debe alcanzar. Todo este proceso, en la Academia, está supervisado y evaluado por el tutor del jugador, que marca unos objetivos personalizados de mejora.

Además, entrenadores especializados en cada área de desarrollo hacen un trabajo específico de acuerdo a esa progresión.

 

Pirámide

La Academia Sánchez-Casal cuida de que cada jugador tenga la progresión adecuada y esté ubicado en el punto correcto para que pueda sacar el máximo provecho real de esa progresión.

KINDER TENNIS, Extraescolar, 3-4 años
A estas edades, los niños se inician en el deporte del tenis. Es una etapa de descubrimiento en la que los alumnos, por sus propios medios, se familiarizan con la pista y con el juego de la raqueta y la pelota. En esta etapa se juega con pelota roja o de goma espuma. El objetivo general de la etapa de Kinder Tennis es la ubicación y familiarización con el medio y las herramientas de trabajo propias del tenis (raquetas, bolas, conos, líneas, etc.).

MINITENIS, 4-6 años
En esta etapa, se empieza a construir una primera base para trabajar la técnica. Los entrenadores deben dar a los alumnos consignas fáciles y simples para su comprensión, evitando el lenguaje técnico-específico. La clave es hacer que los jóvenes tenistas se diviertan y sientan ganas de seguir aprendiendo y progresando. El objetivo técnico en esta etapa es simplemente diferenciar los golpes de derecha y de revés.

 

IMG_1901_ep

 

PRE-INICIACIÓN, 7-9 años
Los jugadores asimilan los conceptos técnicos. El objetivo general será pulir la técnica en el movimiento de retroceso para iniciar el golpe (Back Swing) y su terminación, partiendo de la posición de espera y aprendiendo a preparar la recepción del golpe de nuestro contrario (Split Step).
Los alumnos empiezan a pelotear entre jugadores sin la participación del entrenador. Empieza la competición con reglas adaptadas a su edad.

INICIACIÓN, 10-12 años
Cuando los jugadores llegan a la etapa de Iniciación, ya han pulido en gran medida sus golpes y han trabajado su agilidad, equilibrio y coordinación. Ahora aprenden a colocar la bola intencionalmente y a posicionarse correctamente en la pista.
En esta etapa, los jugadores empiezan a trabajar con un compañero para mejorar los controles y se les motiva a competir, al menos, una vez al mes. Los jugadores ya deben saber cómo hacer el seguimiento de la puntuación y conocer las reglas del tenis. En la segunda parte de esta fase, podrán ejecutar diferentes golpes, se les hará jugar en todas las áreas de la pista y deberán jugar puntos con intención, construyéndolos y cerrándolos.

IMG_6881_ep

 

PRE-FORMACIÓN, 12-13 años
En la etapa de Pre-Formación, los jugadores se vuelven más consistentes, consiguen controlar la técnica y saben cómo colocar la bola de forma exitosa en todas las zonas de la pista. En esta fase, la competición se vuelve una parte clave y los jugadores aprenderán a aplicar tácticas y estrategias durante los partidos.
Los jugadores aprenderán la importancia del ‘estado mental’ y la necesidad de fijarse metas para mejorar su rendimiento en la pista.

FORMACIÓN, 13-14 años
En la etapa de Formación, nuestros jugadores entrenan principalmente los aspectos competitivos tácticos, físicos y mentales del juego. Durante esta etapa, son ya capaces de tener un total control del cuerpo, imprimir precisión en los golpes, ajustando con precisión la altura, la profundidad y la distancia de las bolas.
Los jugadores aprenden a jugar en situaciones ofensivas y defensivas, mejorando sus habilidades en la toma de decisiones, encontrando soluciones por ellos mismos. Se establecen objetivos diarios de entrenamiento y de partido, deben manejar sus emociones y progresar analizando partidos e identificando lo que funcionó bien y dónde cometieron errores. Los jugadores deben jugar torneos regularmente y participar en torneos ITF.

PRE-AVANZADA, 14-16 años
En esta etapa, continuamos trabajando los aspectos tácticos a través de la repetición constante de situaciones de partido. Empezamos a dar mucha importancia a los pilares físico y mental ya que el crecimiento de los jugadores en las últimas etapas ha sido clave. Ahora, se empieza a competir a un nivel en el que el desarrollo físico (Athlete Body) y mental (Athlete Mind) de los jugadores es cada vez más consistente. Trabajamos en desarrollar el patrón de juego que permitirá a cada jugador competir con sus propias herramientas.

 

MGA_3951_ep

 


AVANZADA 16-17 años
Estos años son muy especiales para muchos jugadores, especialmente para aquellos cuyo crecimiento ha sido más tardío. De repente, su potencial está al máximo y pueden retarse con cualquier otro jugador. Continuamos trabajando el pilar táctico con muchas situaciones de partido, empezando con ejercicios, continuando con controles y tratando de aplicarlos en partido. Los pilares físicos (Athlete Body) y mentales (Athlete Mind) siguen siendo cruciales para nivelar el campo de juego ‘mente y cuerpo’.

PRE-TRANSICIÓN, 18-19 años
En la etapa de Pre-Transición es cuando la ‘batalla’ empieza. Los jugadores se dan cuenta de si van a poder competir al más alto nivel o no. En este momento, es muy importante para jugador y entrenador empezar a construir un patrón que sea constante y eficaz. La comunicación entre jugador y coach es clave para la consecución de un objetivo común: hacer que el jugador llegue a la siguiente etapa, la de Transición. En el aspecto físico, el jugador debe tratar de convertirse en atleta. En la parte mental, debe convertirse en un jugador competitivo. En esta fase, se suele decidir entre dedicarse al circuito profesional o decantarse hacia el tenis universitario.

 

Marc Feliu 03_ep

 

TRANSICIÓN, 19-20 años
La etapa de Transición es la más difícil de la Pirámide evolutiva del tenista. El jugador sabe jugar como los jugadores top pero comete muchos errores. El jugador empieza a alcanzar momentos de verdadero alto rendimiento pero aún está muy lejos del éxito. El Top 500 del ranking mundial debería ser alcanzable pero lograr entrar en el Top 100 será un salto que sólo dará un número muy selecto de jugadores. Para ello, el jugador debe casi alcanzar la excelencia en los cuatro pilares, tanto en entrenamiento como en competición.

El apoyo del entrenador personal es imprescindible para que el jugador continúe mejorando su juego y es clave para ayudarle a continuar su crecimiento y desarrollo a lo largo de los altibajos que sufrirá en el ranking mundial. Por otra parte, las necesidades financieras empiezan a ser realmente exigentes.

PRE-ÉLITE, 20 años
Esta etapa es la que presenta el máximo desafío a los jugadores. El jugador que llega a ella está casi en la cima y sus necesidades son casi las mismas que las que tiene un jugador que está en la Élite. La competencia es feroz entre el top 200 y sólo 10 jugadores aproximadamente rotan en el top 100 anualmente.

El coach debe planificar, personalizar, proyectar cada detalle junto al jugador para maximizar su rendimiento con el mínimo gasto. Los aspectos más diferenciales de esta etapa son los pilares físico y mental y debemos focalizarnos en ellos para marcar la diferencia lo antes posible y sacar el máximo partido a todo lo aprendido en nuestro paso por todas las etapas anteriores de la pirámide.

Murray ASC 160_ep

 

ÉLITE, 21-35 añosAl llegar a esta etapa, los jugadores han ganado el conocimiento y la experiencia necesarios para sobresalir y ascender desde la base hasta el top de la pirámide. En nuestra Academia hemos desarrollado muchos jugadores de Élite como Kuznetsova (2), Sánchez V (1), Ivanovic (3), Murray (1), Dimitrov (9) y Mónaco (8).

Para llegar al top de la pirámide, el jugador debe estar tocando la Excelencia en todos los aspectos del deporte que condicionan el rendimiento: pilares técnico, táctico, físico y mental.

El éxito es un ‘estado de la mente’ sólo accesible a aquellos que han trabajado muy duro y, para alcanzarlo, el jugador necesita desarrollar al máximo cada uno de los pilares mencionados. Es fundamental aprender, escuchar y practicar cada golpe, patrón o comportamiento que realmente pueda marcar la diferencia.

annual program_400

Academia Sánchez-Casal
Información extraída del documento «ASC Pyramid»®

Share: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *