Un discurso para recordar de Casey Cummings

_XGA3591

Por Ivette nieto, Tatiana Batalla y Casey Cummings, Sánchez-Casal Academy. 

La graduación fue un momento emotivo en ASC Florida donde 13  estudiantes-atletas se convirtieron en adultos, se han independizado y han abierto las puertas hacia un gran futuro. Los 13 graduados cumplirán sus sueños de estudiar una carrera universitaria y poder jugar para el equipo de tenis. Ellos han logrado obtener becas tenísticas trabajando duro dentro y fuera de la pista, han conseguido tener un título de graduado escolar dedicando tiempo y esfuerzo en la escuela, aprendiendo y disfrutando. Han experimentado y vivido momentos únicos que permanecerán con ellos por el resto de sus vidas. La academia Sánchez-Casal siempre será su segunda familia, ellos son estudiantes y atletas, son amigos, son familia y ahora es su momento de alcanzar nuevas metas. Casey Cummings és una joven estudiante y atleta de Hawái que ha estado en la academia por dos años y medio y que ha sido nombrada como jugadora del año, és una de las graduadas de la clase de primavera del 2019. El futuro de Casey reside en la Universidad de Tuft en Boston y sus planes de futuro es poder trabajar para las Naciones Unidas o como Juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos. Su discurso de graduación fue inspirador y desde Sánchez-Casal queremos compartirlo:  

 

_XGA3591

 

 

 

 

 

 

 

“La primera vez que escuché de Sánchez-Casal fue en noviembre en mi segundo año de escuela. Acababa de cumplir 16 años y mi madre me preguntó si quería visitar una academia de tenis en Florida. Obviamente, respondí que sí, siempre había soñado con entrenar en una academia de tenis. Pero, lo que nunca le dije a nadie era el medio que tenia de ir.  

Me acuerdo del aterrizaje a Fort Lauderdale un viernes por la tarde, de camino a Naples, se me hizo eterno. Estaba tan nerviosa que el camino no duró lo suficiente. Me acuerdo de que en la mañana del sábado estaba caminando por las pistas, era mi primer día de entrenamiento. Me mandaron a la pista 28 y 29, honestamente llevo dos años y medio aquí y todavía no sé dónde están esas pistas. Por dos semanas pensé que Victoria y Pitu eran la misma persona, no sabía la diferencia entre Mariana y Luisa, y pensaba que Cacho era rara por ir en monopatín a todos lados. 

Como estudiantes siempre nos quejamos del desayuno a las 6:15 de la mañana, pero, muchos trabajadores necesitan estar antes que nosotros para asegurarse que todo está listo para nuestra llegada. Gracias a los trabajadores de mantenimiento y a las chicas de la limpieza. Gracias por aseguraros de que todo está yendo bien, pero también por pintar la pared del 22b la vez que la pintamos gris. A demás, me gustaría agradecer a todo el personal de cocina. ¡Gracias por todos los raviolis de este año y Verónica tu comida siempre será mi favorita!  

Siguiente, quiero agradecer a Xavi y Rogelio por su ayuda. Los dos están abiertos a ayudar y a resolver todos los problemas que hemos tenido. Entonces, gracias Xavi por buscar mi teléfono la vez que se quedó estancado en la van. 

Romy, Vivi, Ivette, and Tati, gracias por todo lo que hacéis. Sois personas muy agradables y sois parte de la razón por la que considero ASC como mi segunda casa. Echare de menos molestaros en vuestra oficina porque estoy segura de que no podre ir a ninguna oficina de admisiones de mi universidad el año que viene.  

Lucas, la energía que das cada día en la pista de tenis es inspiradora. Te presentas cada día como si te hubieras bebido más cafés que Anna Li, y entre nosotros sabemos que eso es imposible. Tu pasión por el tenis es algo que me llevaré conmigo a la universidad. Víctor, viendo como siempre das lo mejor de ti como coach sea un niño que juega con pelotas rojas, un niño en el sexto curso o el mejor niño de la academia es algo que no solo me inspira a mí, sino que a todos nosotros. Me gustaría dar-te las gracias no solo por enseñarme la importancia de construir valores de humildad, respeto, honestidad, disciplina y trabajo duro sino también por demostrarme tu manera de vivir la vida basada en ellos. Lázaro, siempre he admirado tu trabajo duro. Llegas el primero en las mañanas encordando raquetas y estas en la pista de tenis todo el día dando clases. Te echare de menos cuando este en la universidad, aunque estoy segura de que desde Boston todavía te escucharé gritar. 

Alberto e Imanol, sé que no sois mis tutores oficiales, pero siempre os habéis tomado la responsabilidad de ayudarme. Especialmente tu Alberto, darte las gracias por llevarme al casino en mi 18 cumpleaños (Ganamos $11 esa noche). Flavia gracias por ser un ejemplo a seguir para mí. Estoy contenta de poder haber compartido muchos momentos juntas y espero que haya muchos más. Eva, que haría yo sin ti? Gracias por ser alguien en quien confiar, por siempre estar ahí cuando mi cabeza no está. Sin ti, estoy segura de que la mayoría de los estudiantes se volverían locos, pero por suerte aquí estas tu para calmarlos a todos. Pavel, gracias por tu constante ayuda que, con el tiempo me ha ayudado a seguir. Por hacer del tenis mi pasión y por hacerme querer la volea tanto. Derek y Kennedy, estando en un lugar como vuestro gimnasio me traerá siempre malas memorias, pero sé que, con todas las vueltas a la academia y los ejercicios me habéis convertido en un atleta mejor. Gracias a todo el trabajo duro en el gimnasio me siento preparada para ir a la universidad. 

Agradecer a Emilio por todo; Tú has hecho mucho por mi familia y sin tu ayuda nunca podría haber vivido estos últimos años de la misma manera. Este año he tenido la oportunidad de trabajar contigo como mi tutor y creo que he empezado a entender mucho más sobre como he de jugar en la pista. Simona, gracias por estar apoyándome siempre y por construir amistades a estos niños de todas las partes del mundo. 

Papá: Se que mamá siempre te quita tu momento de gloria, pero te agradezco que hayas estado allí apoyándome pase lo que pase. Se que para ti es duro estar en Hawái y poder mantener el control sin ayuda alguna. Siempre has sido tan comprensivo y me has apoyado en todo lo que he hecho, incluso sin que estuvieras de acuerdo, me has dejado que aprendiese de mis propios errores dándome advertencias. Tú me has enseñado como estar calmada y nunca dejar que la ira se apoderase de mí.  

Mama: Mucha gente me dice que soy una trabajadora, pero cuando dicen eso espero que te sientas aludida. Tú me has enseñado siempre que los niños son un reflejo de sus padres. Es verdad, todos los valores aprendidos de ti han sido gracias a que he podido ver cómo te comportas en tu vida. Nunca me dijiste que trabajara duro, o que fuera respetuosa o que fuera dedicada, sino que me lo enseñaste día a día ya sea por lo que trabajas en 3 trabajos diferentes para poder cubrir mis costes en tenis y educación o por el momento cuando le dejabas a tus estudiantes tu telefono personal para que te llamaran a cualquier hora si necesitaban ayuda con mates. En séptimo grado, cuando estaba aplicando para Midpac, tuve que escribir un artículo sobre mi héroe. Tenía vergüenza de contarte, pero escribí sobre ti. A medida que la universidad se acerca yo espero poder convertirme en una reflexión de la persona que tú eres, porque tu trabajo duro, respeto y dedicación son tres valores que espero que algún día los pueda adquirir de la misma manera.  

 También me gustaría agradecer a algunos de mis amigos que han hecho que estos años haya sido una experiencia inolvidable e insustituible. Cacho, Clara, Adele, Victoria, Dagmar, Pitu, Aleksa, Kitty, Sophia y Giulia quien diría que acabaría así? Estos años pasados han estado llenos de memorias, pero si me hubieras preguntado hace dos años y medio cuando estaba en el torneo de Orange Bowl sentada, tímida y callada, nunca me hubiera imaginado que acabaríamos teniendo amistades como las que tenemos ahora, todas juntas aquí sentadas celebrando nuestra graduación. Mi memoria favorita podría ser cuando escondimos un Hipo en la bolsa de Dagmar, la vez que vimos a Pitu bailar el “wrecking ball”, o comprando Chick fil A con Clara, Adele y Cacho. Las amistades que hemos hecho son honestamente una de las mejores partes de mi experiencia aquí y sé que estas amistades duraran para siempre.  

Ahora que he agradecido a todos, me gustaría felicitar a los graduados. Paul, Zach, Matt, Jack, Alex, Julian, Vicente, Fernando, Cacho, Clara, Dagmar y Victoria. Tomémonos un momento para recordar el principio de nuestro año. Todos de pie en esta misma sala, con las piernas cansadas de estar de pie por tanto tiempo. Incluso Pavel estaba apoyado a Eva medio dormido. Nadie sabía a qué universidad iba a ir (a excepción de Dagmar) los demás estábamos perdidos. Hasta día de hoy estoy segura de que podemos acordarnos de mil y un momentos juntos que ASC nos ha ayudado a vivir. Felicidades por un año lleno de adversidad y logros. En la mayoría de los discursos de graduación se dice “lo hemos hecho” que es verdad, lo hemos conseguido. Pero, lo especial de esta clase del 2019 de ESIS escuela internacional y de la academia de Sánchez-Casal es que no solo lo hemos logrado, sino que seguiremos lográndolo y alcanzando grandes metas en o fuera de la pista de tenis debido a todas las experiencias vividas aquí a lo largo de los años. Hoy es un día triste y emocional porque muchos de nosotros estamos de despedida. Pero lo que hace ASC especial es que cuando nos hayamos idos, siempre encontraremos la manera de volver. ASC se ha convertido en una segunda casa para la mayoría de nosotros. ¡Así que, felicidades a todos y celebremos este gran logro!”-Casey Cummings  

Sanchez-Casal Anual Program

 

 

 

 

Tatiana Batalla y Ivette Nieto  

departamento de marketing, academia Sánchez-Casal Florida 

Share: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *