Wimbledon, Murray mi favorito

Murray 2

Por Emilio Sánchez Vicario, CEO y Fundador en Academia Sánchez-Casal.

 

Mi favorito, MURRAY, será el rival a batir.

Ha llegado el momento de escribir sobre Wimbledon, y me pregunto a mí mismo: ¿por dónde puedo empezar? Hay muchísima historia, muchos ganadores espectaculares, rivalidades impresionantes, es un torneo que se celebra en el club más famoso de nuestro deporte y que podría escribir un libro lleno de historias de intriga y pasión. Podría hablar de la lluvia, de las reglas, del césped y de las dificultades que conlleva jugar al tenis allí, o podría hablar simplemente del aura de este lugar increíble que hace a la gente ir hasta Wimbledon para sentarse en una colina “Henman Hill” y mirar los partidos por televisión… la magia de Wimbledon es única.

Wimbledon es diferente, es especial, es global, todo jugador sueña con jugar allí y hacer un buen papel. Cuando juegas, es vital desarrollar la técnica adecuada, tener un patrón claro de juego, que es lo que nosotros llamamos táctica, necesitas estar en un espectacular estado de forma y poseer una mente que te de la habilidad de superar los momentos difíciles. Todas estas cualidades son necesarias para jugar en cualquier superficie, pero sobre hierba se deben multiplicar – nada es fácil allí.

La preparación de cara al torneo puede llegar a ser extremadamente dura: es el Grand Slam más importante, hay tres semanas de torneo y las condiciones para entrenar no son las mejores. Los jugadores necesitan su tiempo para adaptarse y esto supone todo un reto. Normalmente, en el tenis moderno se golpea la bola a la altura de la cintura o por encima, pero jugar en hierba hace que se tenga que modificar esto. Entre la lluvia y las pocas pistas disponibles, es muy difícil encontrar el tiempo y las horas necesarias para entrenar.

Normalmente, se usan las piernas para llevar tu peso hacia delante a la hora de golpear la bola, pero el bote en la hierba hace que la bola vaya más lejos y más baja. Muchos jugadores no juegan a la distancia correcta, permaneciendo en una posición que los hace vulnerables y les obliga a golpear la bola por debajo de las rodillas, algo que no es nada fácil – los jugadores normalmente prefieren golpear la bola más arriba en el aire. Esta diferencia se hace mucho más notable en los días lluviosos; dependiendo de los horarios, si se juega por la mañana o por la tarde, si está soleado o nublado… todos estos factores pueden hacer que el resultado pueda variar. Si el día está seco y soleado, el bote es más alto, y cuando hace humedad y está nublado se vuelve más pesado pero el juego es mucho más rápido.

Estas diferencias hacen de Wimbledon el torneo más difícil para cualquier estilo de juego, y para todos esos jugadores que han crecido entrenando en tierra batida, es una pesadilla. Hoy, el tenis ha evolucionado en todos los campos, equipamiento, tácticas, entrenamiento físico y mental. Sin embargo no hay muchos especialistas en hierba, es fácil predecir los jugadores que son casi imposibles de batir a estas alturas de temporada, no hay sorpresas, incluso si es un año de cambio. La nueva generación de los Fritz, Zverev, Thiem, Kirgios y Coric tienen la oportunidad de mostrar su talento junto a jugadores que han estado compitiendo estos años pero aún no han mostrado todo su potencial, como Dimitrov, Tomic y Sock. También hay otro grupo de jugadores como Raonic, Nishikori, Wawrinka, Ferrer, Tsonga, Gasquet y Berdych que disponen de una nueva oportunidad para alcanzar la gloria. No lo tendrán fácil. Nadal no juega y Federer es un rival muy complicado, aunque no llega en su mejor forma, al estar tanto tiempo fuera de la competición no le va a resultar fácil hacer frente a Murray y a Djokovic. Todo el mundo está atento a Djokovic, puede ganar el Slam y las Olimpiadas. Esta edición de Wimbledon le va a suponer todo un reto y va a sufrir una presión enorme, ya que la hierba es la única superficie que le puede hacer vulnerable en determinadas ocasiones. Me gustan las opciones de Murray, que debido al empuje que va a tener por parte de su entrenador Lendl van a verse incrementadas, va a conseguir hacerle creer de nuevo. Para mí, Murray es el favorito este año, será el rival a batir.

 

Emilio Sánchez Vicario

CEO y Fundador de Academia Sánchez-Casal

Share: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *