CÓMO MI PASIÓN POR EL TENIS LE DIO FORMA A MI VIDA

ESIS Florida

Por Ana Gabriela Canahuate-Torres, ex estudiante-atleta de ASC Florida y ESIS 

Un día normal en ASC Florida no tiene realmente nada de normal. El día de nuestros estudiantes anuales no es en absoluto aburrido. Entrenar 3 horas de tenis cada mañana y después ir a la escuela supone un día intenso y supone mucho más que sólo jugar tenis y hacer las tareas escolares. Los alumnos anuales de ASC Florida, como jugadores, deben enfocarse en sus objetivos personales, ya sean convertirse en un jugador de tenis profesional o tener la oportunidad de jugar en el tenis universitario. Cada uno de ellos tiene su propio sueño.

Como estudiantes, tienen también sus objetivos. Deben enfocarse en sus calificaciones y su desempeño general en la escuela. Adquirir la capacidad de equilibrar su pasión por el tenis y sus estudios los llevará a dar un paso adelante en sus vidas.

En este artículo, queríamos conocer su perspectiva sobre su experiencia diaria. Por ello, les hemos hecho una pregunta: ¿qué es para ti  la vida en la Academia? Algunos de nuestros estudiantes actuales y algunos exalumnos nos han dado la respuesta a esta pregunta: Emilio Sánchez, Victoria Sánchez, Adéle Fernández, Ritwik Chatt y yo misma, Ana Gabriela Canahuate, compartiremos con vosotros nuestra experiencia.

Emilio Sanchez Jr.

Emilio Sánchez (España):

Nací en Barcelona, España, donde viví mis primeros ocho años. Empecé a jugar tenis en ASC en Barcelona. Luego me mudé a los Estados Unidos, allí comencé a jugar después de la escuela. ASC ha sido mi segundo hogar y mi patio de recreo desde que tenía 3 años. En 2016 comencé en el programa anual y jugué todos los días durante todo el año. ASC me ayudó a desarrollarme en el tenis y me ayudó a ser más independiente.

Emilio ha aprendido a adaptarse a los cambios. Su vida detrás del tenis, pasión que comparte con su familia, le ha ayudado a desarrollarse no sólo como deportista sino a convertirse en una persona más independiente. Tener que compaginar deporte y estudios, ambos de forma intensiva, es un reto para nuestros alumnos pero la Academia nació para ayudarles a superar este reto.

Victoria Sánchez, (España)He estado en la academia de Florida durante los últimos 5 años y no la cambiaría por nada. Una de las cosas más importantes que me ha enseñado es a ser yo misma y a respetar a las personas que me rodean. Podría hablar sobre este lugar durante días. No es solo una academia para mí, es mi hogar. Puede parecer rutinario todos los días hacer el mismo horario y compartirlo con las mismas personas pero es, al mismo tiempo, lo mejor porque puedes pasar tiempo con tu familia. El ambiente que ofrece este lugar es muy positivo, aunque a veces sea duro, y la resiliencia que adquiere cada estudiante-atleta es increíble. ASC Florida siempre permanecerá en mi corazón. ¡Es mi hogar!

Victoria Sanchez

Victoria está en su último curso en el colegio. El año que viene enfrentará una nueva etapa y lo hará preparada para ello. Resiliencia y respeto son dos de los valores que el tenis, y el deporte en general, aporta a la vida de nuestros alumnos. Deben afrontar situaciones difíciles y aprender a superarlas. Compañeros, coaches, profesores, toda la Academia se convierte en una gran familia.

Adele FernandezAdéle Fernández (USA): Mi experiencia en ASC me enseñó muchos valores. Valores como Respeto, Esfuerzo y Disciplina que me ayudó dentro y fuera de la cancha. Estar en ASC también me enseñó a ser más independiente y a administrar mejor mi tiempo entre la escuela y el tenis. Las amistades que hice este año pasado siempre estarán conmigo. Asistir a ASC ha sido una de las mejores experiencias en mi vida.

Es un orgullo para ASC oír a nuestros alumnos de los valores que identifican nuestro ADN de una forma tan clara: Respeto, Esfuerzo y Disciplina son los 3 valores que más han marcado la vida de la Academia de este último año. Son valores seguros para enfrentarse a cualquier situación que la vida les depare a nuestros alumnos.

Ritwik Chatt (India): Cuando llegué a la Academia Sánchez-Casal con tan solo quince años desde India en el 2014, ¡no estaba seguro de qué esperar! Claro, vine preparado para trabajar duro y llevar mi tenis a un nuevo nivel, pero lo que obtuve fue verdaderamente extraordinario. Los dos años que pasé aquí fueron los mejores y los más enriquecedores de mi vida. No pasa un día en el que no recuerde con cariño todo lo que trabajé en las increíbles pistas Har-Tru de la Academia o todo el esfuerzo realizado para superar mis limitaciones físicas en el gimnasio. Con todo, la mejor parte de esta Academia para mí no fue la mejora exponencial de mi tenis, sino mi desarrollo integral como persona, el sistema de valores aprendido y los amigos que hice.

Ritwik

Mi tiempo aquí pasó muy rápido. Las repeticiones en la cancha se convirtieron en hábitos y los amigos en familia. Nunca olvidaré las innumerables lecciones que aprendí de grandes del tenis como Emilio Sánchez y Pavel Slozil. No solo me enseñaron a ser mejor jugador de tenis, sino también a tener una vida mejor y más significativa. Vivir con estas leyendas y su participación en mi vida más allá de la cancha de tenis marcó la diferencia. Emilio me explicó una vez, durante un viaje a Stanford, la importancia de hacer todo con entusiasmo, y he asimilado esa lección en mi vida diaria. La parte de tenis de esta Academia es insuperable, pero el área en la que realmente brilla la Academia es en el desarrollo de la persona. Los estudiantes aquí no solo se gradúan como jugadores y líderes de tenis excepcionales, sino también como muy buenos seres humanos, un arte que creo que se pierde en el mundo actual de gratificación instantánea y excesiva valoración de lo material.

Cuando veo a los nuevos estudiantes aquí, cada uno con su propia meta y expectativa, ¡los envidio! Los envidio porque están a punto de embarcarse en el capítulo más significativo de sus vidas y mientras viven aquí, quiero que crean que realmente están en el mejor lugar del mundo y con los mejores maestros. En un lugar como este, el cielo no es el límite, es solo el punto de partida.

Ritwik vivió, entrenó y estudió en la Academia durante 2 años. Procedente de una cultura distinta, se adaptó a nuevos hábitos, costumbres, a una lengua distinta. En la Academia formamos a niños y adolescentes y les acompañamos en momentos trascendentales en su vida, en los años en que se forman como personas y aprenden a enfrentarse al mundo. Es un orgullo y un honor ser referentes en sus vidas y ver cómo, transcurrido el tiempo, recuerdan aquello en lo que pusimos empeño que aprendieran, incluso con más cariño que la parte deportiva.

Ana Canahuate-Torres

Ana G. Canahuate-Torres (Republica Dominicana)Mi experiencia durante mi tiempo en ASC-Florida fue un poco diferente. Para empezar, fui la primera atleta-estudiante anual durante ese tiempo, así que tuve que lidiar con estar lejos de mi familia y esa fue la parte más difícil. Debo decir que, para mí, el mayor impacto de la Academia tuvo lugar en el desarrollo de mi madurez, porque tuve que crecer antes de tiempo. Tuve que aprender a administrar mi tiempo, equilibrando el tenis y la escuela, y fueron precisamente estas herramientas aprendidas en la Academia las que me permitieron destacar después en la universidad. Como ex estudiante-atleta de ASC, puedo decir que los valores aprendidos tanto de mis padres como en la Academia me dieron la oportunidad de crecer como persona y no podría haberlo hecho sin mi segunda familia: ASC.  Siempre tendrá un espacio muy especial en mi corazón y estaré infinitamente agradecida a Emilio y a todos los entrenadores por apoyarme. Me vieron crecer durante los cinco años que estuve allí y les agradezco toda su dedicación. Recordaré siempre cómo sufrió Emilio conmigo tratando de entender mi personalidad y tratando de cambiar mi derecha. Con el tiempo, nos fuimos entendiendo mutuamente y aprendí muchas lecciones de este gran maestro, Emilio Sánchez. No sé porque tuvo tanta paciencia y fe en mí pero una cosa sé segura y es que realmente impactó en mi vida. Espero que los chicos y chicas que lean esto sepan el privilegio que tienen de tener a un ser humano como Emilio en cada mañana o cada cumpleaños celebrado. El pensar que él dedica su tiempo a conocerte y recordar tu nombre es lo que lo convierte en el gran ser humano que es.

Debemos apreciar el esfuerzo que cada uno de estos estudiantes-atletas está dedicando a sus estudios y al desarrollo del tenis. A veces olvidamos que estos niños se están separando de los niños de su edad. En lugar de ir a una escuela secundaria normal y tener sus tardes libres, eligieron estar en una academia de tenis, un lugar en el que, como estudiantes anuales, invierten entre siete y diez horas de práctica de tenis por semana, cuatro horas de entrenamiento físico, una hora de preparación mental y treinta horas de clases por semana. Estos números pueden parecer alarmantes porque da la impresión de que no tienen tiempo para ser niños. Pero la realidad es que sí tienen tiempo para todo, con esfuerzo.

Los alumnos de ASC adquieren habilidades como la organización del tiempo para equilibrar su vida de estudiante, atleta y su vida social. Estos estudiantes están increíblemente dedicados al tenis porque han elegido sacrificar una vida adolescente “normal” para mejorar como jugadores. Desde agosto hasta principios de junio, tener un horario intensivo entre el tenis y la escuela puede ser abrumador para muchos, pero nuestros estudiantes-atletas disfrutan de ese horario. Cuando llegan a la graduación es el momento de mirar hacia atrás y ver su increíble evolución. Los estudiantes tienen la oportunidad de recordar cuando llegaron por primera vez y ver en lo que se han convertido ahora. Esperamos que nunca olviden su tiempo con nosotros, todos los cumpleaños compartidos, viajes a torneos de película, días de playa y otras actividades divertidas en las que participaron. De bien seguro que yo no olvidaré mi experiencia en este lugar que, al final, se convirtió en mi segunda casa.

Tennis and School for Tennis Players

Ana Canahuate-Torres
Ex estudiante-atleta de ASC Florida y ESIS 

Share: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 comentarios en “CÓMO MI PASIÓN POR EL TENIS LE DIO FORMA A MI VIDA

  1. Margarita vallejo dice:

    La verdad es que la vida de los adeportista es admirable, esa capacidad de sacrificio. Disciplina y trabajo que tienen que dedicar dia a día lejos de su familiares y amigos, por lo que encontrar en el lugar que vayan un persona
    con una cálida humana tan extraordinaria como Emilio Sánchez Vicario y luego ver cómo esas personarás crecen y se desarrollan en grandes deportistas, pero más importante aún, en grandes seres humanos como el caso de Ana Grabriela Canahuate, que más orgullosos no podemos estar todos los que la conocemos.

  2. Ana Lourdes Canahuate dice:

    Como madre de Ana Gabriela, me siento sumamente orgullosa de su esfuerzo y su disciplina en este deporte. Los valores que su padre y yo le hemos inculcado a sobrepasado nuestras expectativas con la forma que ha manejado estar lejos de casa, sin olvidar sus responsabilidades y claro tener un espacio para lo diversión. Tener a un maestro como Emilio Sánchez-Vicario enseñarle a mi hija la importancia de combinar el tenis con los estudios es algo que no tiene precio y siempre estaré agradecida por su trato. Espero que sigan triunfando porque ASC-FL es una academia familiar y con valores incalculables.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *