El “University Trip” de ASC-ES International School

Boston College

Por Jennifer Ferrara, Orientadora Universitaria ES International School, Barcelona.

1258 kilómetros en coche, 10 universidades, 6 estados del nordeste de Estados Unidos y 111 partidos de tenis. Acabamos de volver del viaje anual “ASC-ES International School University Trip”. Este no es un típico “viaje a las universidades”. Nuestro viaje refleja exactamente lo que nosotros somos – tanto nuestra misión como nuestros valores – como academia de tenis y como colegio; nosotros hacemos un viaje a medida de las necesidades de nuestros estudiantes-atletas tanto del campus de Barcelona como del de Florida, proporcionándoles la oportunidad de incalculable valor de visitar las universidades mientras juegan torneos ITA (Intercollegiate Tennis Association) como el Donovan Show Case Event, en Yale, donde más de 80 coaches les vieron jugar.

 

Header Viaje coche 2

 

El grupo de Barcelona partió para los Estados Unidos el día inmediatamente posterior a la graduación de los alumnos de 12º Grado. Cuatro de nuestros estudiantes-atletas, todos ellos prometedores jugadores, embarcaron junto a mí en un vuelo a Philadelphia. Una vez llegamos a Philadelphia (tras un considerable retraso) logramos, tras nuestra primera hazaña atlética del viaje, coger justo en el último minuto nuestro vuelo de conexión a Boston. Mientras tanto, el grupo de Florida, 5 estudiantes-atletas acompañados de Simona Bronzetti, salían del campus de Naples para encontrarse con nosotros en Boston aquella misma noche. Exhaustos y excitados, ambos grupos de los campus de Barcelona y Florida finalmente llegamos al hotel, en las afueras de Boston, alrededor de medianoche.

Sin malgastar ni un minuto, a la mañana siguiente a las 9:00 estábamos en el campus del Boston College informándonos de todo mientras admirábamos la maravillosa arquitectura gótica, subíamos y bajábamos montones de escaleras, explorábamos el Fulton Hall, inspirado en El Mago de Hoz y que aloja la Carroll School of Business y tratando de aclararnos acerca de en qué zona horaria estábamos. Tras unas cuantas horas en el BC campus, nuestros 9 estudiantes, todos ellos estudiantes-atletas devotos, saltaron a la pista, en una zona cercana, para una sesión altamente energética de entrenamiento. Tras el entreno, esa misma tarde, reemprendimos nuestra aventura dirigiéndonos a  Cambridge, pasando un tiempo en la bulliciosa Harvard Square. También hicimos un tour por el campus y pudimos aprender un poco cómo funciona la biblioteca más antigua de Estados Unidos, que también es la tercera más grande en volumen de ejemplares, tras la Library of Congress y la Boston Public Library. Con nuestras mentes aun tambaleándose tratando de hacerse a la idea de cuántos libros puede llegar a significar todo ello, decidimos que ya estábamos más que cansados, con un jet-lagg más que considerable y que debíamos volver al hotel a cenar y descansar.

 

Stonehill

 

Pero bien pronto de nuevo, a la mañana siguiente salimos hacia Stonehill College en Easton, Massachusetts, donde teníamos concertada una sesión informativa con el departamento de Admisiones, almuerzo en el comedor del campus con los coches de tenis femenino y masculino y un completo tour por el bucólico campus y sus impresionantes instalaciones deportivas. Tan pronto como terminamos la visita en Stonhill, ya estábamos de vuelta en el coche camino de Bryant University, en el estado de Rhode Island. Una de nuestras alumnas de la promoción del 2017, acaba de terminar allí su primer año y su coach de tenis estuvo más que feliz de acompañarnos en un tour por su moderno campus, completado con una sesión informativa de uno de sus preparadores físicos. Todos nosotros estábamos deseosos de conocer la mascota del colegio, un bulldog de carne y huesos llamado Tupper. Sin embargo, Tupper estaba en horario de verano y tenía la tarde libre! Lástima! Una vez terminado nuestro tour en Bryant, salimos hacia New Haven, Connecticut.

 

Bryant

 

De nuevo bien temprano por la mañana, fuimos a visitar Fairfield University, donde nos esperaba una sesión informativa y un tour guiado. También el coach de tenis nos acompañó en parte de la visita, guiada principalmente por uno de sus deportistas universitarios – un expresivo y simpático nadador de Nueva Zelanda. A todos nosotros, Fairfield nos pareció un campus maravilloso y quedamos impresionados tanto por las instalaciones como por todas las personas que allí conocimos. Tras Fairfield, nos dirigimos al impresionante campus de Sacred Heart University, donde almorzamos y realizamos un tour con una excepcionalmente bien informada estudiante de India, que nos instruyó en numerosos aspectos de la vida en SHU y nos enseñó la impresionante residencia de estudiantes! También tuvimos una sesión informativa con uno de los coaches de tenis y fuimos muy afortunados porque pudimos conocer al Director Deportivo, el gran jugador de baseball Bobby Valentine. Tras los dos tours del día, nuestros chicos entrenaron en unas instalaciones cercanas y se prepararon para el día siguiente, el primer día del Donovan Show Case, en Yale. Aquella tarde, a última hora, se nos unió Emilio Sánchez Vicario, que se quedó con nosotros el resto el viaje, guiando a los chicos con su pasión, su sabiduría y su gran humor mientras nos mantenía a todos fascinados con sus innumerables anécdotas como jugador ATP. Para terminar el día, aquella noche, disfrutamos de un super-proteinado filete para cenar y regresamos al hotel para un merecido descanso.

 

Fairfield 2

 

A primera hora de la mañana siguiente, nos dirigimos a las instalaciones de Yale, donde las chicas participaron en el Donovan Show Case. La energía se palpaba en el ambiente, producida por chicas llegadas de todo el mundo y por entrenadores de todos los rincones del país registrándose y mirando los cuadros. Se explicaron las reglas, se rellenaron las botellas de agua, los partidos de la primera ronda fueron siendo llamados a pista – los coaches iban pasando entre las pistas, observando y tomando notas mientras las chicas demostraban en pista su destreza jugando al tenis! Cerca había las food trucks para comidas rápidas entre partidos. Mientras tanto, los chicos entrenaban con Emilio y se preparaban para el día siguiente, inicio de su show case.

El día siguiente amaneció con lluvia, por lo que muchos de los partidos se trasladaron a las pistas cubiertas de las maravillosas instalaciones de tenis de Yale. Hay pocos sonidos tan gratificantes como el sonido de las bolas al ser golpeadas en una pista indoor – la acústica hace que cada golpe suene poderoso y extraordinariamente amenazador.

El tercer día fue el último día del show case. Emilio se quedó con los chicos, que aún tenían partidos por jugar, y yo me llevé a las chicas a visitar Quinnipiac University. Tuvimos un gran tour por el campus con la coach de tenis femenino y nos quedamos asombradas por la belleza del campus y las increíbles instalaciones. Nos encantó especialmente la biblioteca y el campo de hockey.

 

Rutgers ITA

 

Sobre las 5 h de la tarde, todos los estudiantes de ASC – ES International School habían finalizado sus partidos del show case, dejando su huella particular. Era tiempo de movernos de nuevo. Cargamos los coches: equipaje, raquetas, chicos, música, snacks… y el depósito de nuestro vehículo, al que afectuosamente apodamos “Petunia”, lleno de gasolina. Preparados para conducir hasta New Brunswick: destino del primer torneo ITA en Rutgers University. Conduciendo desde New Haven, Connecticut a New Brunswick, New Jersey via el Bronx y el George Washington Bridge en un Viernes por la tarde en vísperas de las vacaciones del 4 de julio nos enfrentamos a algunos nuevos retos – especialmente a las 4 horas de más de las previstas debidas al tráfico intenso. Tuvimos una mezcla ecléctica de música, conversaciones a veces frívolas y a veces profundas, compartimos snacks saludables y no tan saludables mientras actuaciones musicales solistas y acoro nos mantenían motivados. Finalmente, tras cruzar el GW Bridge y captar una increíble vista del skyline de Nueva York bañado por el sol que los chicos sólo habían visto en las películas, llegó la esperanza. Una esperanza real. Supimos que habíamos llegado a nuestro destino.

Los siguientes 3 días pasaron jugando el torneo ITA bajo el inolvidable y abrasador calor de Rutgers University, donde ASC se hizo con títulos en los dobles masculinos, individual masculino e individual femenino del cuadro de consolación. Decidimos incorporar los torneos del  ITA Summer Circuit en nuestro ASC-ES International School University Trip anual porque son una gran oportunidad de jugar contra jugadores universitarios actuales de campus de todo el país. Nuestros estudiantes-atletas pudieron contactar con jugadores de una gran variedad de universidades, hacerles preguntas y entender un poco más cómo es la vida de los atletas universitarios. Además, quedamos asombrados por las instalaciones  deportivas de Rutgers y por el tamaño de su campus. Fue, de lejos, la universidad más grande que visitamos y proporcionó a nuestros estudiantes-atletas una muy buena idea de lo que es un campus que alberga a 30.000 estudiantes.

 

 

El día posterior al torneo ITA en Rutgers, regresé a Barcelona pero nuestros chicos continuaron su viaje con Emilio hasta Florida. En nuestro propio campus de Naples, entrenaron (y celebraron el 4 de julio en la bonita playa de Naples!) hasta que partieron para el segundo torneo ITA del viaje en Warner University. Habituados ya al calor y al intenso juego, los jóvenes tenistas de ASC volvieron a hacerlo bien. Los chicos llegaron a la final de dobles y uno de ellos batalló hasta cuartos de final en el cuadro individual con un gran partido, aunque finalmente lo perdiera. Mientras, las chicas llegaron a la final del cuadro individual de consolación.

De todos modos, aunque os he dado las cifras y os he relatado todo lo que hicimos durante nuestro viaje, aun no os he contado nada de la verdadera esencia del viaje, de lo que realmente significa. El viaje es uno de los momentos más determinantes para nuestros estudiantes-atletas en ASC-ES International School. Combina todo lo que ellos han estado trabajando duro y todo lo que ellos están llamados a hacer como estudiantes-atletas de élite. Exige un gran equilibrio y una inquebrantable perseverancia de cada uno de ellos. Les reta y les empuja a ser su mejor versión tanto dentro como fuera de la pista. Así como el tenis prepara a nuestros jóvenes estudiantes-atletas con destrezas y valores que les servirán para enfrentarse al mundo, también este viaje servirá a este mismo propósito, como si fuera un microcosmos de lo que hacemos día a día a lo largo de su formación y educación en ASC y ES International School. Como Orientadora Universitaria de estos chicos, es gratificante trabajar con ellos en un viaje tan intenso como este, acompañándoles en su camino hacia la auto-realización en el proceso de colocación universitaria: conversaciones, ideas, descubrimientos, triunfos, decepciones, victorias, pérdidas, risas, lágrimas y evolución. Todo sucedió en este minúsculo espacio de tiempo, en el transcurso de 1.258 kilómetros, 10 universidades, 6 estados y 111 partidos de tenis.

¡Gracias a Daniela Garcia Romanos por su bonito video sobre el viaje!

annual program_Sanchez-Casal

Jennifer Ferrara
Orientadora Universitaria, ES International School, Barcelona

 

Share: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *